Sí, ya huele a chocolate y rosas. Los novios ya están nerviosos sobre a dónde llevar a sus chicas. Las novias están pensando que modelito ponerse. Los solteros ya están pensando qué plan van a hacer para ignorar San Valentín. Y hay una gran mayoría que esta fiesta ni nos va ni nos viene, porque no lo celebramos –porque consideramos que es una fiesta comercial y ya– pero nos gusta el amor. Además, siempre es un buen momento para celebrar el amor, especialmente si es genuino.

En el podcast de esta semana hablo sobre algunos libros de fantasía e historias románticas, ya sea como trama principal o subtrama.

Hoy me gustaría traeros al blog los tropos más conocidos de romántica, con un ejemplo de cada uno:

  • Diferentes pero compatibles: Orgullo y prejuicio
  • Similares y compatibles (el mejor amigo)
  • El amor prohibido: Romeo y Julieta
  • El peligro alimenta el amor: El caso Bourne
  • Admirador secreto
  • Uno ayuda al otro: Amelie
  • Superando algún prejuicio: La Bella y la Bestia
  • La isla desierta (un lugar donde los dos personajes se quedan solos y surge el amor)
  • El que enseña se enamora de su alumno: My fair lady, Vampire Academy
  • Compañeros a la fuerza: Parecido al de la isla desierta, se ven obligados a trabajar juntos y resulta que son compatibles, Valerian y la ciudad de los mil planetas
  • Matrimonio de conveniencia
  • Enemigos que se admiran: Tienes un email (me encanta esta película, además los libros están muy presentes)
  • Diferentes e incompatibles: atracción sexual, el choque total
  • El gran obstáculo que hay que vencer (Diferentes castas, diferentes mundos): Estrella (libro de Javier Araguz e Isabel Hierro)
  • El triángulo amoroso: Memorias de Idhún.
  • Segunda oportunidad: ¿Se os ocurre algo que no sean películas de Hallmark?
  • Falsa identidad: La Cenicienta
  • El misterio de lo desconocido: Crepúsculo
  • Protector y protegido: Terminator (yaaaaa, película. Bendita Sara Connor)
  • Celestino: Emma (de la gran Jane Austen)
  • Trauma superado: Ahora tampoco se me ocurre ningún ejemplo
  • De enemigos a amantes: Una corte de rosas y espinas

¿Cuál es tu favorito? Si se te ocurren ejemplos, déjamelos en comentarios y los voy añadiendo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *